Toda una vida con los niños

Por Raquel Ludwig

Ella parece una niña más. Bajita, con ojos alegres confiesa que su vocación de contar cuentos fue despertada por su abuela, quien le narraba historias en su casa de Guarenas.
Nancy Lara es el nombre de esta mujer que se dedica desde hace años a una tradición que ha ido segmentándose cada vez más, y que está dirigida especialmente a niños que disfrutan de una buena historia y de la magia de los títeres: el cuentacuentos.
La misma Nancy confiesa que ella escribe el argumento de todo lo que les ocurre a sus muñecos, los días sábado a las 11 de la mañana por Radio Capital. De su paso por los estudios a edades tempranas recuerda que cuando su maestra le enseñaba la cátedra de historia, relatando sucesos, ella lo percibía de forma particular. “Lo veía como escenas que pasaban en mi mente y así me aprendía el momento histórico”, relató. Sin embargo, cuando debió escoger una carrera se fue por la parte mercantil, y consiguió un trabajo en un hospital, pero seguía manteniendo su vocación de estar en contacto con los pequeños. “Cuando salía del trabajo me iba corriendo para la parte infantil y le hacía cuentos para pasarla bien con los chicos”, relató.
Una vez retirada de la clínica decidió mantenerse en el área cultural pero esta vez ejercía de cuenta cuentos en los colegios mientras hacía también teatro de calle. Y más adelante decidió hablarle a más niños: “Hice el curso de locución con Plácido Garrido aquí en (Radio) Capital, y en el aire me dijo un día: “pasa, ¿tu cuentas cuentos?” y yo digo sí. “Entonces, bueno echa un cuento”. Y me pusieron al aire y lo que yo no sabía era que eso lo grabaron, se lo llevaron a gente de producción y después de que yo hice el curso me dijeron: hazme un demo, e hice dos personajes: la abuela Agatha y su esposo”, narró. Publicarte habló con la anciana…
¿Cuántos años tiene abuela?
Yo tengo 89 años
¿Y donde naciste?
Nací aquí en Caracas, sí señor.
¿Cuánto tiempo estás contando cuentos?
Desde que era chiquitísima.
¿Y por qué te gustan tanto los niños?
Me gustan los niños porque son como la semillita que va naciendo y uno la va regando con amor y echa un fruto lindo, una flor bella.
¿Cuánto tiempo esperas permanecer con los niños?
Toooooooda la vida y más allá.




1 comentario:

Carmen Cristina Wolf dijo...

Gracias a Cristina Wolf por su reflexión sobre Rimbaud. Un hermoso y profundo trabajo
Cristina Alford